Nota explicativa para los cultos de la Iglesia

Amigos:

La Biblia y el libro de texto de la Ciencia Cristiana son nuestros únicos predicadores. Leeremos ahora textos bíblicos y pasajes correlativos del libro de texto de nuestra religión. Estos constituyen nuestro sermón.

Las escrituras canónicas, juntamente con la palabra de nuestro libro de texto, que corrobora y explica los textos bíblicos en su signifi­cado espi­ritual y su aplicación en todos los tiempos —pasado, presente y futuro— constituyen un sermón inseparable de la verdad, no contaminado ni restringido por hipótesis humanas, y divinamente autorizado.

El culto vespertino es una repetición del matutino.*

*Esto se omite donde se celebra un solo culto.