El Padre Nuestro

Nuestro Maestro dijo: “Vosotros, pues, oraréis así”, y luego dio esa ora­ción que cubre todas las necesidades humanas.... Permítaseme dar aquí lo que entiendo que es el sentido espiritual de la Oración del Señor (el Padre Nuestro):

Padre nuestro que estás en los cielos,

Nuestro Padre-Madre Dios, todo-armonioso,


Santificado sea Tu nombre.

Único adorable.


Venga Tu reino.

Tu reino ha venido; Tú estás siempre presente.


Hágase Tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Capacítanos para saber que —como en el cielo, así también en la tierra— Dios es omnipotente, supremo.


El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy;

Danos gracia para hoy; alimenta los afectos hambrientos;


Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

Y el Amor es reflejado en el amor;


Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.

Y Dios no nos mete en tentación, sino que nos libra del pecado, la enfermedad, y la muerte


Porque Tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos.

Porque Dios es infinito, todo poder, todo Vida, Verdad, Amor, está sobre todo, y es Todo.


De Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras
por Mary Baker Eddy, páginas 16–17